Clases equitacion, pupilajes, rutas ecuestres

Intervenciones Asistidas con Caballos (IAC), Equinoterapia, Equitación Adaptada, Volteo Terapéutico...

Destinadas a personas con discapacidad física, psíquica y sensorial.

Estas intervenciones están dirigidas a una meta que puede ir desde ejercicios terapéuticos, al juego o espaciamiento con el animal.

Son multitud los beneficios que los caballos aportan a las personas, como pueden ser transmisión del calor corporal, lo que beneficia en general la función fisiológica de los órganos internos; transmisión de impulsos rítmicos al cinturón pélvico, columna y miembros inferiores del jinete. Comunicación no verbal, entre otros

Estas intervenciones están dirigidas a:

• Personas con discapacidad física, psíquica y sensorial.

• Víctimas de violencia de género.

• Personas de la tercera edad.

• Asociaciones involucradas en ayuda a personas con diferentes dolencias.

TARIFAS

• Clase suelta de 1 hora 25€

• Bono de 4 clases de 1 hora 80€

INFORMACIÓN

Para realizar estas intervenciones se utiliza como medio a los animales, principalmente los caballos, los cuales han sido entrenados mediante “doma natural”, método basado en el respeto y la confianza.

Estas intervenciones están dirigidas a una meta, que pueden ir desde ejercicios terapéuticos, al juego o esparcimiento con el animal; se relacionan con los intereses de la persona, tanto en relación a la especie animal, como al tipo de actividad a realizar.

Tiene significado en algún nivel para la persona ya que, para la mayoría de los beneficiarios, los animales están de alguna forma relacionados con la salud y sentimientos de amor, felicidad y vitalidad más que con rehabilitación.Entre estos beneficios se encuentran muchos más como, por ejemplo:

• Transmisión del calor corporal, lo que ayuda a la relajación muscular y ligamentos, y estimular el sistema circulatorio, lo que beneficia en general la función fisiológica de los órganos internos.

• Transmisión de impulsos rítmicos: El caballo transmite impulsos rítmicos al cinturón pélvico, columna y miembros inferiores del jinete. Esto proporciona estímulos fisiológicos que regulan el tono muscular y desarrollan el movimiento coordinado.

• Comunicación no verbal: Debido a que el caballo, etológicamente hablando, se comunica con lenguaje no verbal, debemos prestar atención y descifrar estas señales, con lo que el paciente mejorará su atención y concentración.

Abrir chat